Acerca del Ático

En 1997 compramos este ático mi, entonces, novio y yo. Buscábamos un edificio antiguo, porque queríamos vivir en el centro de Valencia, para ir caminando a los cines, las librerías, las tascas, …. El problema es que, al mismo tiempo, queríamos tener una terraza, para poner un montón de plantas y queríamos salir a ella y tener VISTAS. Creedme: compaginar estas dos cosas, «centro» y «vistas» no era nada fácil. Pero, por fin, lo encontramos. Un ático, en la Gran Vía, con una terraza de 50 m2, a 10 minutos andando del centro absoluto de Valencia, la Plaza del Ayuntamiento… y, lo mejor: las vistas. A la izquierda y al frente, la antigua estación de trenes modernista: la Estación del Norte y líneas de edificios antiguos. A la derecha, en primer plano y perdiéndose hacia el sur, la playa de vías (el proyectado Parque Central) y, en el horizonte, una línea de montañas, que mi novio, montañero desde los 8 años, rápidamente identificó: los montes de Corbera y Alzira (a unos 30 Km de allí) .

Cuando salimos a aquella terraza, la casa de detrás ya nos dio igual (de hecho, después tiraríamos todos los tabiques, para hacer un diseño totalmente nuevo). En unos 5 segundos lo teníamos claro: allí era donde queríamos vivir.

¿Que por qué hoy lo alquilamos? Bueno, la vida nos ha llevado fuera de Valencia, con nuestra familia numerosa, que ya no cabría en nuestro bonito ático. Pero, no creas: el día en que  esta pandilla crezca y nosotros nos jubilemos, hemos prometido volver…

Quizás, entre tanto, tu quieras vivir allí: ver el sol salir por el este, los trenes alejarse por el sur y el centro histórico de Valencia bullir por el norte.

A %d blogueros les gusta esto: